Felices 48 Años Martín "Titán" Palermo

"SOÑABA CON ESTA VUELTA"
Cuando decidió abandonar España para reincorporarse al fútbol argentino, Palermo sabía que arriegaba prestigio. Pero no le importó. Bajó al llano, trabajó más que nadie, aportó varios goles y festejó un nuevo título con Boca. Tal cual como lo imaginaba mientras hacía las valijas.

NO VOY A DECIR que me parece mentira estar viviendo esta alegría. No, para nada. Intimamente, yo sabía que esto podía suceder. Aunque era consciente de que en el fútbol de hoy nadie sale campeón de casualidad, estaba seguro que Boca podía ganar un título importante en este semestre. Y me encanta que haya sido en el plano internacional, que tanto le gusta al hincha, acostumbrando a permanecer entre los más importantes del mundo en los últimos años.
Mientras estuve en España extrañé muchísimo al Mundo Boca. Desde las bromas en el vestuario hasta los autógrafos a la salida del entrenamiento; desde el placer del jugar en la Bombonera hasta la fiesta que sólo puede armar el hincha de Boca en la tribuna. Volví ilusionado con eso. Sabía que iba a disfrutar más ahora que antes, porque en mi primer ciclo se dio todo de golpe y casi no tuve tiempo de asimilar las cosas. Pero tenía muy claro que no podía especular con los goles y con los triunfos del pasado. Quería que el hincha de Boca mantuviera su cariño por mí a partir de nuevos goles, de nuevos títulos. Venía a disfrutar de todo lo que implica Boca, pero también a darle cosas, a aportar mi granito de arena dentro del grupo. No fue un semestre fácil ni mucho menos. A todos nos costó alcanzar nuestro mejor nivel durante los primeros partidos. Y eso resintió el funcionamiento del equipo. Hubo momentos en que no sabíamos qué pensar. Entrenábamos más que nunca, hacíamos autocrítica como locos, repasábamos una y otra vez los errores para no volver a cometerlos y, sin embargo, la solución no llegaba. Nos dolió mucho haber perdido la Recopa con el Cienciano. Y tocamos fondo cuando perdimos el clásico ante riBer y se produjo la renuncia de Brindisi.
Por eso le doy mucho valor a esta Copa Sudamericana. La ganamos superando momentos muy difíciles, como las definiciones por penales contra San Lorenzo y Cerro Porteño. Aquella noche en Asunción, cuando el Pato atajó el penal que nos podía eliminar, nos dio una fortaleza terrible para llegar a este momento. El grupo nunca estuvo dividido, siempre tiró del mismo carro, pero desde ese momento nos hicimos más fuertes todavía. Y de ese convencimiento creció el rendimiento futbolístico. Mirando atrás, creo que todos aportaron lo suyo. Los más grandes entregamos nuestra experiencia, tratamos de ser útiles en las horas más embromadas. Y los chicos se mataron por la camiseta y pusieron la frescura que todo equipo necesita.
Benítez demostró ser un técnico inteligente. Transmitió la serenidad que hacía falta e hizo muy buenos planteos. Tomó decisiones con mucha personalidad y siempre le fue franco y sincero al grupo. El Chino también fue una pieza importante en este logro.
Hoy me siento pleno, feliz. Quería volver así, con un título, porque no es bueno vivir de recuerdos. Hay que confirmar el nivel día a día. Por suerte Boca ratificó que está entre los mejores del mundo, porque dijo presente en las tres finales internacionales del año -algo muy difícil en cualquier continente- y se quedó con una. Ahora es tiempo de festejar y de cargar las pilas, porque la idea es que este título no sea el útlimo...

Revista El Gráfico Extra N° 235 Diciembre 2004

Ver el archivo adjunto 4640

Titán de mi vida, ¿qué decir de vos? Me fascinaba gritar tus goles en La Boca o en casa con mi vieja. A pesar de las cosas que pasan en el vestuario, en el campo de juego demostraste que naciste para tener la 9 de Boca. Feliz cumpleaños, número 39, y un gran abrazo.
 

Bocampeon23

Titular
Feliz cumple MARTEEEEEENNNNN!!
1636299165393.png
 
Arriba