Empezó la caza de brujas a empresarios.. Blaquier es el primero.

Ignacioxe

Estrella
Si, chikas lokas, el Flamante consultor privado de la botóxica, don Axel Kicillof, nieto o bisnieto de un rabbi de odessa como bien citara Pagni en la nación, es el impulsor junto con Verbitzky (el real poder detrás de la bipolar empastillada "presidenta"),de la persecución a todo empresario o poder que pueda ser un freno a sus aspiraciones futuras... MOYANO es el otro poder al que teme esta lacra nefasta que gobierna la Argentina.... Amalita Fortabat se murió, que sinó, era la que seguía en "prestar declaración" ante algún juez de mala muerte.... dijeron que "van por todo", y sin duda, no mintieron...Vamos a ver que pasa, porque Blaquier dicen que está en sudáfrica ya, donde no hay tratados de extradición con Argentina.. otros dicen que se fue a España o incluso inglaterra.... veremos. P.S. ya me lo veo al pitufo filósofo entrando al tema..:jaja:
 

Juanka

Idolo
¿No me digas que quieren encanar a ese hijo de puta reclutador de mano de obra esclava y desplazador de comunidades aborígenes para robarle sus tierras?, pero no te creo, la "botoxica" es puro humo, no se mete con esa gente, ella en estos momentos está preocupada en ajustar y que los trabajadores no le reclamen, los latifundistas y oligarcas negreros del campo ya superaron su controversia, ahora hacen negocios juntos con el kirchnerismo, ya se anotaron con YPF y en otros kioscos mas que se están por abrir. :abravo:
 

Ignacioxe

Estrella
Que querés que te diga, Juanka... yo prefiero a ese Blaquier, ántes que un Cristobal lopez que transa sin problemas y va a dejar que haga lo que quiera un Kicillof o un Verbitzky....
Mal que mal, es un factor de poder que en última instancia, puede frenar a la lacra más peligrosa... acaso los Kirchner no se cagan de risa de los reclamos de los amerindios del norte, e incluso los reprimen?....Blaquier es un mal necesario, porque si lo limpiás, lo reemplaza alguien peor.. llegando en el límite, a un comisario del "pueblo" genocida...
 
Arriba