El por qué de la decadencia argentina

Los autenticos decadentes

1602887624338.png
 

federamone

Suplente
El problema argentino es el problema latino, me atrevo a decir que hasta el problema hispano. El hispano ama al socialismo. Lo adora.

Entonces, es cíclico. Mientras hay plata, el socialismo tira, aguanta, reparte a diestra y siniestra, todos más o menos felices. Pasan los años, son más los que reciben del Estado que los que aportan al Estado, el socialismo fracasa. Aún así sigue estando en el altar de todos, pero ya la cosa no funciona, el discurso no se condice con los bolsillos de la gente, y se cagan todos de hambre.

Ahí surgen dos opciones: liberalismo, muy resistido, que te salve las papas y te cree bienestar por unos cuantos años, o seguir acelerando hacia Venezuela y Cuba.

Si se vota algo parecido a liberalismo, vuelve a haber riqueza y el país más o menos camina, vuelve a crecer. Ahí aparece el Che Guevara de maceta que todo hispano lleva dentro y empiezan a romper las pelotas con la desigualdad, el neoliberalismo, bla bla bla. El caso testigo es Chile. Votaron romper la constitución que los llevó a ser de lo mejorcito de América Latina y entregarle el culo a la izquierda. Luego votan socialismo otra vez, el socialismo dura mientras haya plata, rompe todo, y así el ciclo hasta la eternidad.
 
El problema argentino es el problema latino, me atrevo a decir que hasta el problema hispano. El hispano ama al socialismo. Lo adora.

Entonces, es cíclico. Mientras hay plata, el socialismo tira, aguanta, reparte a diestra y siniestra, todos más o menos felices. Pasan los años, son más los que reciben del Estado que los que aportan al Estado, el socialismo fracasa. Aún así sigue estando en el altar de todos, pero ya la cosa no funciona, el discurso no se condice con los bolsillos de la gente, y se cagan todos de hambre.

Ahí surgen dos opciones: liberalismo, muy resistido, que te salve las papas y te cree bienestar por unos cuantos años, o seguir acelerando hacia Venezuela y Cuba.

Si se vota algo parecido a liberalismo, vuelve a haber riqueza y el país más o menos camina, vuelve a crecer. Ahí aparece el Che Guevara de maceta que todo hispano lleva dentro y empiezan a romper las pelotas con la desigualdad, el neoliberalismo, bla bla bla. El caso testigo es Chile. Votaron romper la constitución que los llevó a ser de lo mejorcito de América Latina y entregarle el culo a la izquierda. Luego votan socialismo otra vez, el socialismo dura mientras haya plata, rompe todo, y así el ciclo hasta la eternidad.
Tan socialistas que sueñan con vivir en EEUU y solo viven para comprar dolares

Aca los zurdos odian al capitalismo y pero viben como capitalistas...

Son travestis morales y mentales
 

Almagro.

Suplente
El problema argentino es el problema latino, me atrevo a decir que hasta el problema hispano. El hispano ama al socialismo. Lo adora.

Entonces, es cíclico. Mientras hay plata, el socialismo tira, aguanta, reparte a diestra y siniestra, todos más o menos felices. Pasan los años, son más los que reciben del Estado que los que aportan al Estado, el socialismo fracasa. Aún así sigue estando en el altar de todos, pero ya la cosa no funciona, el discurso no se condice con los bolsillos de la gente, y se cagan todos de hambre.

Ahí surgen dos opciones: liberalismo, muy resistido, que te salve las papas y te cree bienestar por unos cuantos años, o seguir acelerando hacia Venezuela y Cuba.

Si se vota algo parecido a liberalismo, vuelve a haber riqueza y el país más o menos camina, vuelve a crecer. Ahí aparece el Che Guevara de maceta que todo hispano lleva dentro y empiezan a romper las pelotas con la desigualdad, el neoliberalismo, bla bla bla. El caso testigo es Chile. Votaron romper la constitución que los llevó a ser de lo mejorcito de América Latina y entregarle el culo a la izquierda. Luego votan socialismo otra vez, el socialismo dura mientras haya plata, rompe todo, y así el ciclo hasta la eternidad.

Yo creo que Chile ya agotó todo el potencial que tenía vivir de sacar cobre del suelo. No es una cuestión de liberalismo o socialismo. Si tu único "desarrollo" es explotar un solo recurso natural, tarde o temprano alcanzás la famosa trampa del ingreso medio, y dejás de crecer con la misma velocidad que antes.
 

martin_22

Titular
El problema argentino es el problema latino, me atrevo a decir que hasta el problema hispano. El hispano ama al socialismo. Lo adora.

Entonces, es cíclico. Mientras hay plata, el socialismo tira, aguanta, reparte a diestra y siniestra, todos más o menos felices. Pasan los años, son más los que reciben del Estado que los que aportan al Estado, el socialismo fracasa. Aún así sigue estando en el altar de todos, pero ya la cosa no funciona, el discurso no se condice con los bolsillos de la gente, y se cagan todos de hambre.

Ahí surgen dos opciones: liberalismo, muy resistido, que te salve las papas y te cree bienestar por unos cuantos años, o seguir acelerando hacia Venezuela y Cuba.

Si se vota algo parecido a liberalismo, vuelve a haber riqueza y el país más o menos camina, vuelve a crecer. Ahí aparece el Che Guevara de maceta que todo hispano lleva dentro y empiezan a romper las pelotas con la desigualdad, el neoliberalismo, bla bla bla. El caso testigo es Chile. Votaron romper la constitución que los llevó a ser de lo mejorcito de América Latina y entregarle el culo a la izquierda. Luego votan socialismo otra vez, el socialismo dura mientras haya plata, rompe todo, y así el ciclo hasta la eternidad.


Tal cual, creo que es un buen resumen de lo que pasa en Latinoamerica.

La cagada es que la izquierda le echa la culpa al "neoliberalismo" y al "mercado salvaje" por errores que genera el mismo Estado. Tuvieron mucho éxito en desviar el problema y, por eso, lograron perpetuarse.

Además, es importante destacar que los gobiernos "neoliberales" de Latinoamérica en la mayoría de los casos fueron socialdemócratas y de liberales apenas tenían el discurso.

Y si bien tenemos los casos extremo de Cuba y Venezuela, hay muchos países que están al límite también.

Ojalá algún día América Latina tenga una década o más de gobiernos de derecha para poder evaluar si la población mejora su calidad de vida.
 
Arriba