EL DEBATE POR LA SOBERANIA ALIMENTARIA

ttroca

Suplente
El mundo atraviesa una crisis que empezo en el sector financiero de Estados Unidos y se expande a otros sectores economicos y territorios con la velocidad de los tiempos. La econom¡a argentina est  integrada al mercado internacional en menor medida que los otros pa¡ses de la region aunque en materia agr¡cola es el m s hipotecado de Am‚rica del Sur. En efecto, la Argentina y M‚xico son los dos pa¡ses de Am‚rica Latina que m s han hipotecado sus agriculturas siguiendo los mandatos del neoliberalismo.

Quienes saben teor¡a economica y perciben los movimientos actuales con adecuadas experiencias vaticinan que se perder  mucho capital hasta que la rueda del ciclo vuelva a un nuevo punto de arranque. Sin embargo, nadie se anima a vaticinar qu‚ car cter tendr  y qu‚ pa¡ses hegemonizar n la siguiente etapa.

Por eso, el diseño de medidas globales anticrisis en nuestros territorios lo deben asumir los "Estados nacionales" de acuerdo con sus intereses internos o regionales. Un m¡nimo principio de cooperacion social en estos momentos es imprescindible para afrontar los años que vienen: cooperacion interna y con el resto de Am‚rica Latina.

Es interesante observar que los pa¡ses latinoamericanos m s comprometidos con la crisis en materia agroalimentaria se resisten a retomar iniciativas "nacionales" serias. M‚xico, con un gobierno d‚bil por su confusa eleccion, vapuleado por todos lados, subsumido en el Tratado de Libre Comercio y que ha perdido la decision de formular un programa de soberan¡a alimentar¡a, no acierta senderos de salida. Ha perdido la capacidad de decision de pa¡s libre y soberano, la autosuficiencia campesina y las remesas (ingresos que mandan los emigrantes) bajan estrepitosamente. Los emigrados regresan y el acceso a la alimentacion no est  garantizado excepto en comunidades autosuficientes en materia alimentaria que, por la fuerza de las creencias y saberes ind¡genas y campesinos, resistieron las pol¡ticas neoliberales.

La Argentina comparte la vulnerabilidad agroalimentaria de M‚xico pues ambos Estados desregularon sus agriculturas en los años noventa y no revirtieron esas nefastas pol¡ticas. M‚xico decidio abandonar la posibilidad de autosuficiencia de su principal alimento: el ma¡z, importando buena parte de Estados Unidos y "exportando" mexicanos, quienes mandaban las remesas. Hoy vuelven y se queda sin remesas y sin ma¡z. Mientras tanto, la Argentina abandonaba irresponsablemente la produccion de alimentos directos para orientarse a la exportacion de soja, una forrajera que nada tiene que ver con su tradicion alimentaria.
La propuesta clave es "soberan¡a alimentaria", un conjunto de medidas integradas a esta idea "descolonial" y progresista que la organizacion internacional V¡a Campesina propone y define: "Organizar la produccion y el consumo de alimentos de acuerdo con las necesidades de las comunidades locales otorgando prioridad a la produccion y el consumo dom‚sticos. Incluye el derecho de proteger y regular su produccion nacional agr¡cola y ganadera. Campesinos, sin tierra, productores rurales deben tener acceso a tierra, agua, semillas y recursos productivos y servicios públicos adecuados.

Para nuestro pa¡s es regresar a la produccion de alimentos directos y garantizar el acceso a una alimentacion sana y de buena calidad frente a los intereses sectoriales o a la necesidad de generar divisas para el financiamiento de un Estado que nadie siente al servicio de la poblacion.

Frente a la gran crisis y la depresion por venir, la "soberan¡a alimentaria" es un camino que evitar¡a mucho sufrimiento en un futuro inmediato y no solo a los sectores m s vulnerables sino a grandes capas de sectores medios de estos dos pa¡ses y de toda Latinoam‚rica. ¿Los pol¡ticos y funcionarios de la region est n capacitados para comprender y actuar al margen de los pensamientos que predominaron en los últimos 35 años? Muchos lo dudamos, por lo menos para M‚xico y la Argentina. No obstante esto, el debate puede encontrar ecos impredecibles e inesperados; por ello, es necesario intentarlo.

* Profesora titular de Sociolog¡a Rural de UBA, investigadora del Instituto Gino Germani.

OTRA CONSECUENCIA DEL MENEMISMO
 

chemi

Suplente
EL OTRO DIA CRISTINA LE ENTREGO TIERRAS A CAMPESINOS EN FORMOSA, Y LO TITULARON DE CUALQUIER FORMA PARA ACLARARLO MAL

EL GENERAL HABLABA MUCHO DE LA SOBERANIA ALIMENTARIA
 
Arriba